Cuando se recibe en Don Gearbox una caja de cambios que revisar o reparar, inmediatamente es asignada a un profesional que sigue siempre un procedimiento estándar para no descuidar ningún aspecto de la reparación o comprobación que se vaya a hacer.

 

Siempre se comienza con una exhaustiva limpieza con las herramientas y maquinaria específicas que eliminan toda sustancia hasta dejar la superficie de la caja de cambio como nueva y lista para ser desmontada.

Con el desmontado los profesionales evaluarán el estado de la caja de cambio y la revisarán hasta dar con la avería.

 

Tanto si se trata de una reparación como de una sustitución, Don Gearbox cuenta con un amplio stock que proporciona al cliente la garantía de que tendrá su cambio reparado en el menor tiempo posible.

 

Tras la reparación se procede al montaje de la caja de cambios para ser llevada al banco de pruebas, lo que asegurará su óptimo funcionamiento para poder ser enviada o recogida por el cliente.